Si estás pensando en franquiciar tu empresa deberás de saber que tu modelo de negocio será la piedra angular para poder realizar el proceso correctamente.

Si el modelo de negocio no es correcto, la franquicia no podrá funcionar. Si tu negocio es sostenible significa que tiene potencial y deberás de dar los pasos necesarios para que tus futuros franquiciados confíen y hagan crecer tu marca.

Deberemos definir correctamente nuestro concepto de franquicia partiendo de unos fuertes pilares que ofrezcan una franquicia sostenible, contribuyendo a la expansión de la marca y al buen funcionamiento de las franquicias.

Franquiciar significa montar nuevos negocios que consiste en reproducir el modelo de negocio original de manera eficiente. Para eso, deberás de desarrollar las herramientas necesarias para poder transformar tu negocio en una franquicia de éxito.

Por esa razón, deberás centrarte al comienzo en preparar y desarrollar un PROYECTO DE FRANQUICIA viable y ajustado a las necesidades de tus futuros franquiciados.

Será necesario elaborar un buen Dossier Comercial de Franquicia que ayude a definir las expectativas y hacer ver y entender el negocio. Un buen dossier de franquicia donde muestre información clara y concisa, y sea acompañado por un reportaje profesional fotográfico, ayuda en acelerar a abrir las primeras franquicias.

Será necesario también elaborar un Plan Financiero de Franquicia donde venga reflejado cada una de los conceptos económicos que expliquen a corto y largo plazo (previsiones en ventas, ingresos, gastos, amortización, beneficios, etc….) la trayectoria que tiene y tendrá la franquicia según las previsiones determinadas por la ubicación del local, perfil del franquiciado, competencia, etc….

Una vez que el interesado en la franquicia decida invertir en tu marca tendrás que disponer y presentar la documentación jurídica obligatoria y necesaria que regule la relación entre las partes durante el tiempo establecido. Tendréis que firmar un precontrato o Contrato de Franquicia así como los documentos de confidencialidad e informativos que protegerán la duración y su propia funcionalidad frente a terceros y que al mismo tiempo ayudarán a un crecimiento más equilibrado y exponencial.

Y por último, una vez atado la relación jurídica entre las partes tendrás que elaborar y facilitar a tu franquiciado, el Manual Operativo o Know-how que servirá para  formar y dirigir a tus franquiciados. Un buen manual y una buena aplicación del mismo afectarán positivamente en la homogeneidad de las operaciones generadas en la franquicia y la capacidad de dirección sobre las mismas.

 

Después de la elaboración del proyecto de franquicia, pasaremos a una segunda fase de EXPANSIÓN DE FRANQUICIA.

Expandir una franquicia es un trabajo constante, así que se debe contar con recursos suficientes para que puedas gestionar el proceso de desarrollo. Hacer seguimiento a los candidatos, buscar y negociar locales, firmar el contrato de franquicia, dirigir el proceso para seguir abriendo nuevas unidades es un proyecto de crecimiento y de mucho trabajo. Tener un equipo con larga experiencia es la clave para lograr los objetivos.

La franquicia tiene la ventaja de que existe un mercado en el que contactan inversores, emprendedores y franquiciadores a través de portales especializados, revistas, ferias, etc…. Para poder captar dicho interés las franquicias deben exponer sus conceptos de negocio y sobre todo transmitirlo bien a sus inversores para que lo entienda y puedan ponerse en contacto para conocer más detalles. Es vital, realizar buenos anuncios y utilizar las mejores herramientas publicitaria y de marketing para darse a conocer y captar el interés.

 Si se ponen en práctica de manera correcta los elementos que hemos visto, el sistema de franquicia permite hacer crecer una marca, obtener notoriedad, generar volumen de ventas, consolidad las economías de escala, mejorando de esta forma su competitividad y su rentabilidad

 El sistema de franquicia ofrece a las empresas la oportunidad de expandirse de forma rápida y evitando realizar grandes inversionespuesto que son los franquiciados los que soportan esos costes estructurales, a cambio de compartir la rentabilidad de la cadena

 Por esa razón, desde nuestra consultora FRANQUICIAR MI NEGOCIO nos encargamos de elaborar y desarrollar la fase de proyecto y de expansión de la marca para conseguir los resultados esperados por nuestros clientes.

Nuestra experiencia y trabajo constante es proporcional al crecimiento y éxito conseguido para nuestros clientes que siguen invirtiendo en el sistema de franquicia para seguir creciendo sin límites.