Cómo montar una franquicia

Abrir una franquicia es una opción real para aquellas personas que quieren ser emprendedoras o buscan una solución al desempleo o salida profesional y toman la decisión de invertir su dinero para montar una franquicia.

El tiempo invertido en estas acciones nos evitarán tener problemas en un futuro, en la mayoría de las veces económicos. 

La toma de decisión de comprar una franquicia es algo que requiere de tiempo y un profundo estudio de mercado. Hay que tener en cuenta no sólo factores profesionales si no también personales. Debido a que no todo el mundo está en situación de desempeñar cualquier concepto de negocio representado en franquicia, lo que debes hacer es un análisis de tus capacidades, gustos, preferencias, perfil profesional y personal, para asesorarte correctamente sobre la franquicia que mejor se adapte a su perfil.  

De la misma forma, se realizará un estudio de viabilidad económica de la franquicia (Cuentas de explotación, Balances, Puntos de Equilibrio, Amortizaciones, etc….) y solicitar un asesoramiento jurídico de franquicias ( precontrato de franquicia, contrato de franquicia, documento informativo precontractual de franquicia, contrato de exclusividad de franquicia y contrato de confidencialidad de franquicia) ajustándolo todo a la ubicación del local a seleccionar (cuando sea necesario). 

La trayectoria de la marca y el espíritu empresarial del franquiciador, son claves para que el franquiciado tenga un futuro en el sector. Por esta razón, Franquiciar Mi Negocio se involucrará en la negociación de las condiciones de la franquicia presentadas por el Franquiciador, destacando entre otras, acuerdos con proveedores, ubicación, zona de exclusividad, tiempos de suministros, publicidad, royalties y canon de entrada.

Nuestro objetivo es buscar la tranquilidad y proteger los intereses de nuestros clientes franquiciados, y la única forma es dejándolo bien reflejado en el contrato de franquicia, que es lo que marcará la relación empresarial en el momento que se firme.

No tiene que haber dudas o errores que perjudiquen el presente y futuro del franquiciado, y por esa razón debemos obtener toda la información necesaria que en ocasiones se desconoce o no se ha explicado correctamente, y que genera grandes perjuicios.

La finalidad es evitar pagos innecesarios y evitar penalizaciones del contrato de franquicia respecto a temas de imagen, facturación, confidencialidad, exclusividad, proveedores, etc…

En Franquiciar Mi Negocio le ofrecemos un servicio de asesoramiento en franquicia, ofreciéndole toda la información y ayuda necesaria para poder seleccionar adecuadamente la franquicia que más se ajuste a sus características profesionales o personales.